Torchiaritos (o borrachitos con cerezas al rhum)

  • 100gr de manteca o margarina repostera
  • 50gr de azúcar blanco
  • escencia de vainilla
  • 3 huevos
  • 180gr de harina leudante (o 180gr de harina común y 1 cdta de polvo de hornear)
  • 1/2 litro de almíbar
  • 1 taza de rhum
  • 350 cm3 de crema de leche batida
  • 1/2 kg de cerezas frescas
  • canela en polvo cant. necesaria

Poner manteca o margarina en un papel de cocina para enmantecar los moldecitos.

Enmantecar y enharinar 6 moldecitos tipo budín de tamaño chico (o moldes de borracitos, lisos)

Mezclar los 50gr de azúcar con los 100gr de manteca a "punto pomada", sin batir, hasta que quede una pasta blanda.

Ir agregando los huevos de a uno, mezclándolo con la espátula para no hacer burbujas. Intercalar con cucharadas de harina.

Intercalar la harina leudante (o harina mezclada con polvo de hornear) cuando se agrega cada huevo. Con la espátula para que no se hagan grumos. Todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente.

Cuando ya todos los huevos, la manteca, el azúcar y la harina están integrados con la espátula (puede ser una cuchara chata de madera) tiene que tener una textura similar a la crema chantillí. Agregar la escencia de vainilla (o ralladura de limón) y mezclar bien.

Poner la pasta en una manga (o jeringa de repostería) con una boquilla lisa ancha para rellenar los moldecitos.

Poner la pasta en los moldes SIN LLENARLOS, cuidado que la masa crece bastante en el horno 🙂

Cocinar sobre una placa en horno precalentado y caliente hasta que queden apenas doraditos.

Dejarlos enfriar y desmoldar en cocottes o compoteras en que se van a llevar a la mesa.

Sacar los carozos a las cerezas y dejarlas macerar con rhum y un poco de azúcar. Reservar una cucharada de rhum para agregar al almíbar.

Remojar los Torchiaritos con el almíbar frío al que se le agregó la cucharada de rhum. Dejar que se embeban bien por unas dos horas como mínimo.

 

Armar los Torchiaritos, poniendo con una cuchara las cerezas remojadas en el hueco del medio.

Completar con la crema batida sin azúcar y decorar con un dash de canela por encima.