Empanadas árabes tradicionales

1 taza de pimientos cortados chiquitos
1 taza de tomates frescos cortados chiquitos
1 taza de cebolla cruda cortada chiquita
1 cda sopera de condimento para empanadas árabes (o ají molido, comino, menta, etc a gusto)
1 cda sopera de perejil fresco picado
1 cda de sal fina
1 taza de jugo de limón
750 grs de carne picada
2 bollos de masa de pizza (pueden usar cualquier receta o hacerlos con la premezcla que se vende en cualquier lado o 2 paquetes de tapas para empanadas árabes (solamente en Córdoba y Santiago del Estero en Argentina)

 


Lavar, quitar las nervaduras y semillas y cortar en cubitos chiquitos (1/2 cm máximo) los tomates y los pimientos.  Cortar o pasar por la procesadora la cebolla. Es muy importante que la verdura esté cortada muy chica porque sino se va a “masticar” en el relleno y queda horrible. Poner en un bol la carne, los condimentos y las verduras picadas.


Amasar con las manos el relleno, agregándole de a poco el jugo de limón hasta que la carne quede bien separada y más clarita y las verduras y condimentos se hayan integrado bien. Aplastar con la parte de atrás de una cuchara para que quede liso.

Cubrir la superficie de la carne con un separador para que no entre en contacto con el oxígeno, envolver en film y dejar en la heladera por lo menos 8 horas (idealmente 1 día entero) para que los ácidos del limón y las verduras hagan su trabajo.

Sacar de la heladera y revolver con una cuchara para desarmar el “ladrillo” de relleno. De paso chequear que toda la carne esté del mismo color -parece cocida, pero no lo está-. Dejar que tome temperatura antes de armar las empanadas.

Tomar bollitos de la masa de pizza del tamaño  de una pelotita de ping pong y estirar con la ayuda de un palito de amasar hasta que quede un poco más grande que una tapa de empanadas normal. Colocar abundante relleno en el centro -tengan en cuenta que la masa para pizza es mucho más elástica que las tapas para empanadas compradas, así que tiene más capacidad de rellenado.

Cerrarlas formando triangulitos, estirando la masa de los costados y pegándola en las esquinas con una gotita de agua. Acomodar en una placa solamente con harina espolvoreada y dejar levar una media hora. Si estiraron bien la masa NO VA A LEVAR COMO UN PAN y eso es lo correcto, solamente se tiene que hinchar un poco en los bordes.

Cocinar las empanadas árabes en horno mediano unos pocos minutos, antes de que se doren. Tienen que estar apenas coloreadas porque la masa se quema muy rápido.

Para que la masa quede bien tierna como las compradas, sáquenlas del horno y envuélvanlas en un repasador para que no pierdan humedad (este funciona solamente con las empanadas árabes hechas con masa de levadura, con las tapas compradas no).

Servirlas acompañadas de jugo de limón natural.