Empanadas de pollo

  • 2 tazas de pollo cocido y desmenuzado grande
  • 1 taza de morrones verdes y rojos cortados en tiras (aproximadamente 1 morrón grandecito)
  • 1 cebolla grande
  • 2 cdas de aceite para rehogar
  • 1 taza de puré de tomates
  • 1/2 vasito de vino blanco o vermouth blanco (tipo Gancia)
  • 1/2 cubito o sobrecito de caldo de gallina
  • 1 cdta de ají molido
  • 1 cda de pimentón
  • 1 cda de condimento de mostaza (tipo Savora)
  • opcionales: 2 cdas de pasas de uva sin semillas y 2 cdas de aceitunas filetadas.
  • 1 y 1/2 docena de tapas de empanadas

Cortar la cebolla y los pimientos -sin semillas y sin las nervaduras blancas- en juliana de unos 2cm de largo.

Rehogar las cebollas y los pimientos en dos cucharadas de aceite bien caliente. Usar una sartén grandecita para que entre bien todo.

Cocinar revolviendo un poco con cuchara de madera hasta que quede todo blandito.

Cortar el pollo desmenuzando en pedacitos medio grandes (se va a desarmar un poco cuando se arme el relleno), sin piel y sin grasa. Puede usarse cualquier parte del pollo, inclusive sobras de pollo asado 😉

Agregar el pollo a la sartén y revolver para mezclar, dejar en el fuego bajo.

Mezclar el vino, el puré de tomates, la mostaza, el caldito, el pimentón y el ají picante

Agregar la salsa a la sartén y revolver para mezclar y condimentar el pollo. Cocinar bajito para evaporar el vino y que no quede ácido.

Cocinar hasta que el pollo quede coloradito y se evapore bastante el líquido.

Pasar el relleno a un bol para entibiarlo. Agregar en este momento las pasas y las aceitunas fileteadas (opcionales), probar y corregir la sal. Mezclar bien todo y dejar enfriar bastante para que se puedan armar fácil las empanadas.

Hacer un huequito estirando un poco la masa en el medio y poner una cucharada de relleno. Cuidado que si se rellenan demasiado pueden reventarse en el horno.

Cerrar humedeciendo un poco el borde de la masa y apretando para que quede como con un "voladito" con el que se va a armar el repulgue. El repulgue puede ser reemplazado por marquitas presionando con un tenedor.

Para freezar, acomodarlas bien separadas en una bandeja y divididas con separadores de polietileno, colocando la bandeja en una bolsita cerrada sacando bien el aire. Para cocinar, sacar del freezer y llevar al horno caliente directamente sin descongelar.

Cocinar sobre una placa aceitada en horno mediano precalentado hasta que queden doraditas. Si se arman con tapas para empanadas de freir, se pueden cocinar en aceite bien caliente. Para empanadas dulces, espolvorear todavía calientes con azúcar.