Escabeche de repollo

  • 2 tazas de repollo en juliana fina
  • 1/2 cdta. de sal fina
  • 500 cm3 de agua
  • 500 cm3 de vinagre de alcohol o manzana (o cualquiera blanco)
  • 1 cda de azúcar
  • Escabeche: 1/2 taza de aceite (pref. oliva), 1 cda. de polvo de mostaza, 1 sobrecito de saborizador de verdura, 1 cdta. de ají molido, pimienta molida (mezclar todo con batidor).
  • Hojas de laurel y granos de pimienta negra cant. necesaria para el armado del frasco.

 

Cortar el repollo en juliana y espolvorear con la sal fina, remover bien con las manos para que se sale toda la verdura. Dejar descansar un par de horas para que salga la humedad.

Cuando el repollo tenga aspecto bien mojado, pasarlo a un colador para que escurra y dejarlo un buen rato. Conviene dejar el colador dentro de un bol porque va a escurrir bastante agua.

Poner a hervir el repollo cubierto por agua (50%) y vinagre (50%) y la cucharada de azúcar para resaltar el sabor. Si el litro indicado en los ingredientes no lo cubre bien, agregar más agua y vinagre en proporción 50-50.

Cocinar hasta que el repollo se empiece a poner translúcido y pierda rigidez.

Sacar escurriendo con una espumadera y acomodar bien separado en el colador y dejar enfriar y secar.

Poner un par de cucharadas de repollo, unas hojitas de laurel y unos granos de pimienta. Cubrir con el aceite del escabeche, darle unos golpecitos para sacarle las burbujas y repetir el proceso.

Cuando se completa el frasco con el repollo (la cantidad indicada sirve para un frasco de los grandes de café soluble), darle unos golpecitos finales en la base para terminar de sacar el aire y completar con más aceite para que el repollo no toque al aire.

Cerrar bien y dejar en la heladera POR LO MENOS una semana para que se condimente bien la verdura con el aceite.