Ganache

  • 100 grs de chocolate semiamargo (tipo Águila)
  • 100 grs de crema de leche
  • 1 cda. colmada de miel pura (o 1 cdta de glucosa)
  • 1 cdta de manteca
  • licor o escencia de almendras o similar para aromatizar
Cortar el chocolate en pedazos chicos. Poner la crema -sin batir- en un recipiente de microondas y calentar unos 3 minutos a temp. máxima. La crema va a estar caliente cuando empiece a aparecer espumita en los bordes, si es antes de los 3 min, sacarla igual para que no se corte y se vea aceitosa.
Agregar el chocolate picado a la crema caliente y revolver con un batidor. Ojo ¡NO BATIR! porque se pueden hacer burbujas y no tiene que tener ni una.
Cuando el chocolate se disuelva bien, agregarle la miel o glucosa. Prestar atención de que no se enfríe demasiado la mezcla, si es necesario ponerla sobre un bol con agua caliente (de la canilla) o simplemente separarla de la mesada con una tabla o un repasador. Perfumar con una cdta de licor o unas gotas de escencia, opcional.
Para que quede extra-brillante, agregar al final un poco de manteca e integrar bien. Dejar reposar unos minutitos para que suban todas las burbujas que pudieron haberse formado.
Utilizar para baños o coberturas mientras está caliente o dejar entibiar y utilizarla en pasta para rellenar alfajores o macarons.
TRUCOS PARA LA GANACHE:
  • Si al cubrir una torta con la ganache nos quedaron pequeñas burbujas, dale un poco con el secador de pelo desde lejos para que retome temperatura y desaparezcan.
  • Si se va a usar la ganache para rellenar macarons, no es necesario agregarle la manteca al final y es preferible batir con batidor mientras está tibio para que quede una crema liviana que forme picos.
  • Para hacer unos ricos bombones de chocolate tipo trufas, hacer la mezcla con el doble de chocolate, dejar enfriar y formar bolitas que se pueden pasar por coco rallado, granas, bizcochos molidos o cacao en polvo y dejar descansar un par de horas en la heladera antes de servir.
  • Esta receta de ganache se puede hacer en la hornalla, pero teniendo cuidado de que no se pase de calor la crema y se separe la materia grasa.
  • Para cupcakes, se puede usar fluída para una cobertura brillante, o batida más espesa y puesta en manga con boquilla rizada y trabajada como si fuera un merengue.