Muffins de banana y harina integral

  • 2 tazas de harina integral (0 harina común 000)
  • 1 y 1/2 cdtas de polvo de hornear
  • 1/4 de cdta de bicarbonato de sodio
  • 1 y 1/2 taza de banana pisada (aprox. 3 bananas grandes)
  • 2 huevos
  • 1/2 taza de miel o jarabe tipo Kero
  • 1/2 taza de azúcar negro (puede usarse azúcar común)
  • 1/3 taza de leche
  • 1/4 taza de aceite
  • escencia de vainilla a gusto
  • canela en polvo a gusto
  • Extras: pirotines de papel o molde para muffins (si se usa molde, deben ser engrasados y enharinados), chips de banana para decorar.

Pisar bien las bananas con un tenedor (pueden usarse bananas pasadas porque igual se van a oxidar en el preparado) y agregar los huevos. Batir bien con una cuchara de madera o espátula para no agregar aire a la preparación.

Agregar el azúcar y la miel y revolver.

Agregar la leche, la vainilla y el aceite y revolver de nuevo para integrar bien todos los ingredientes húmedos.

En otro bol, mezclar bien la harina integral, el polvo de hornear, el bicarbonato y la canela.

Mezclar la harina con la pasta de banana, apenas, con una espátula. Es preferible mezclar de menos que de más, ojo. No importa que la pasta quede como "marmolada" porque se va a terminar de integrar en la cocción. (Si se mezcla de más, el centro puede quedar crudo y empastado).

Llenar los pirotines hasta un poco antes del borde (esta mezcla no crece tanto como la de otros muffins porque es más pesada por la banana y la harina integral) y decorar con un chip de banana en el centro. Acomodar bien pegados en una asadera alta o en una plancha de moldes de muffins.

Cocinar en horno precalentado mediano-bajo hasta que se hinchen un poco, se vea la cubierta cocida como acaramelada y al clavarle un cuchillo sale húmedo pero sin masa pegada. Dejar enfriar en la mesada y guardar en un recipiente hermético hasta consumir. Estos muffins duran pocos días porque son muy naturales y húmedos, consumir idealmente dentro de los 2/3 días.