¿Qué puedo hacer con sobras de fideos?

Un clásico de las “comidas de solteros” son los fideos con manteca o aceite, pero tienen la contra de que no se pueden recalentar bien porque se resecan. Una buena solución para reciclar fideos es hacer bocadillos de fideos con verduras.
Lo bueno de esta receta con sobras de fideos es que se puede adaptar a lo que cada uno tiene en la heladera. Las cantidades son para aproximadamente una taza de sobras de pasta.


Cortar los fideos fríos y ponerlos en un bol. Agregar 1 huevo, 3 cdas de harina leudante (o harina común con 1 cdta de polvo de hornear o bicarbonato de cocina) y 3 cdas de leche, alternando estos tres ingredientes para que no se formen grumos. Agregar a la pasta alguna verdura cocida o rehogada en aceite, como pimientos, cebollas, zapallitos, espinaca. Las verduras pueden ser frescas o supercongeladas o enlatadas, para mayor practicidad. Salar y condimentar a gusto (la nuez moscada molida le va bárbaro a la preparación, p.e.)


Echar la mezcla por cucharadas en abundante aceite bien caliente. Cuando coagula la pasta, dar vuelta para dorar de ambos lados.


Sacar del aceite escurriendo bien y poner en una fuente o plato con papel de cocina para quitar el excedente de aceite. Pueden espolvorearse con queso rallado 😉