Risotto verde

  • 1/2 atado de espinacas, sólo las hojas (aprox. 3 tazas de hojas de espinacas frescas cortadas)*
  • 1/2 vaso de vino
  • 2 cdas de manteca
  • 1 taza grande de arroz de grano grueso para risotto (tipo grano largo grueso, doble carolina, carnaroli o arborio)
  • 2 tazas de caldo de ave (puede ser medio caldito y agua)
  • 1/2 taza de queso rallado
  • nuez moscada, sal y pimienta a gusto
  • Rinde 2 o 3 porciones como plato único o más como guarnición.

 

Lavar bien las hojas de las espinacas, cocinarlas en microondas o al vapor 5 minutos y procesarlas con un poco del caldo hasta que queden como una crema lisa. También se pueden licuar con un poco más de caldo si no tienen licuadora de mano.

Calentar la manteca hasta que haga una espuma blanca y agregar el arroz. Perlar el arroz revolviendo constantemente con cuchara de madera hasta que quede blanco "perla". Agregar el vino mientras se sigue revolviendo y bajar el fuego para que no se queme pero se evapore bien el alcohol.

Agregar la pasta de espinacas y revolver bien para integrar. En este momento, las espinacas pueden pegarse al fondo de la sartén, es preferible mezclar fuera del fuego.

Ir agregando el caldo caliente y revolviendo mientras se cocina el arroz. Según el grano que se use, puede necesitar un poco más o menos de caldo, pero cuando las 3 tazas se terminen se puede completar con agua solamente hasta conseguir el punto correcto.

Dos minutos ANTES de que estén cocidos -cuando al probarlos todavía se siente un poco crocante en el centro de cada grano-, condimentar, agregar el queso y mezclar rápido con la cuchara de madera. Cuando se haya integrado todo bien, apagar el fuego.

Tapar y dejar reposar por lo menos por 5 minutos.

Antes de servir, mezclar bien con un tenedor para separar los granos y que quede más bonito (no una pasta verde que no es muy elegante). Probar y corregir sazón.

Servir rápido -en este punto, ya hace como 10 minutos que se apagó el fuego- espolvoreado con un poco más de queso rallado. Este risotto combina GENIAL con un huevo pasado por agua y grisines saborizados o croutons.

*Para referencia de cómo cocinar espinacas en el microondas, pueden revisar la receta de Tallarines verdes.