Tortillas para tacos y quesadillas

  • 4 tazas de harina
  • 150 grs de margarina o manteca
  • 2 cdtas de sal
  • agua cant. necesaria
  • Rinde entre 10 y 15 tortillas según tamaño


Mezclar la margarina con la harina y la sal con la ayuda de un tenedor para que quede un granulado como arena mojada. No mezclar con las manos para que no se derrita la materia grasa con el calor del cuerpo.



Ir agregando agua fría de a poco y amasar hasta que se forme un bollo liso.
Dejar descansar el bollo por lo menos 1 hora, en un bol cubierto con un repasador. El bollo tiene que se de textura similar al de las pizzas, blando y tierno, pero no va a crecer porque no lleva leudante.


Luego del descanso, cortar con un cuchillo afilado en partes iguales según la cantidad de tortillas que necesitemos. Yo prefiero que sean chicas y de unos 15cm salen 16 unidades. Hacer una bolita con cada parte de masa sin agregar harina para que no se complique el estirado de la masa.


Para estirar, poner un bollito entre dos separadores y estirar un poco con las manos y un poco con palo de amasar, de esa manera no se usa harina ni aceite y quedan con la textura correcta. Si no se dispone de separadores, se puede usar una bolsita cortada a la mitad o papel manteca.


Calentar una plancha, sin aceite, sin nada, y poner la tortilla estirada. Cocinar a fuego fuerte dando vueltas todo el tiempo para que se cocine de ambos lados sin quemarse y queden lindas.


A medida que se van asando, ir apilándolas en una tabla de madera y cubrirlas con un repasador para que no se resequen. Una vez frías, pueden guardarse en el freezer en una bolsita, separadas con separadores y en la heladera duran bastantes días sin ponerse verdes :D


La presentación más sencillita: ponerles queso, doblarlas a la mitad y grillarlas un par de minutos hasta que el queso se derrita.