Salsa de tomate y salchicha parrillera

  • 350 grs de salchicha parrillera
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 2 cebollas medianas
  • 500 grs de puré de tomates (1 caja) o 1 1/2 lata de tomates perita picados
  • caldo de carne cant. necesaria (aprox. 2 tazas)
  • 1 cubito de saborizador “Tuco clásico”
  • pimentón, ají molido, laurel en hojas a gusto

 

Rehogar las salchichas cortadas a 3cm en un fondito de aceite, dándolas vuelta con una cuchara de madera para que no se peguen.

Cuando las salchichitas estén doradas por todos lados, agregar las cebollas y los pimientos cortados en cubitos. Sacarle bien las nervaduras blancas a los pimientos para que no quede amarga la salsa.

Cuando las verduras estén cocidas -las cebollas quedan bien transparentes y los pimientos blandos- agregar el tomate con una cucharadita de azúcar.

Revolver el tomate y esperar a que vuelva a hervir, revolviendo para que no se peguen las cosas en el fondo.

Agregar una 1 1/2 taza de caldo (o más, como para cubrir la preparación anterior) y agregar los condimentos. Revolver y bajar el fuego para que reduzca y tenga "textura de tuco" 😀

Cocinar un buen rato -el secreto de un buen tuco es la recocción del tomate- e ir agregando caldo si vemos que se seca. Más o menos a las 2hs, el tuco queda bien espesito y si mojamos un papel de cocina tiene que cubrirse de salsa, entonces sabremos que también va a cubrir las pastas y no va a quedar como una "sopita triste" 😀 Revisar la sal y rectificar la sazón.