Strudel de espinacas

  • 1 paquete de espinacas o acelgas (aprox. 10 tazas de verdura cortada)
  • 1 cda de aceite
  • 2 cdas colmadas de fécula de maíz (maicena)
  • 1/2 sobrecito de saborizante de verduras en polvo
  • nuez moscada, sal, pimienta a gusto
  • 1 taza de queso mozarella o cremoso rallado
  • 12 tapas para pastelitos (0 6 láminas de masa philo o masa para strudel de supermercado o casera)
  • Rinde 6 arrolladitos bien llenos

Cortar en tiras de 1cm aprox. tanto las hojas como las pencas. De hecho, este strudel puede hacerse solamente de pencas.



Aceitar una olla grande y poner las verduras cortadas, revolver bien para que se cocinen parejas.

Cocinar removiendo hasta que se reduzca mucho el volumen y la verdura se vea más blanda. Va a largar un poco de líquido y está bien. Sacar del fuego y poner en otro recipiente para que se enfríe.

Mientras tanto, ir estirando las tapas de pastelitos que tienen que estar a temp. ambiente para que sea más fácil. Primero, unir dos tapas por uno de los lados, montando un poquito las masas y pegándolas con agua. Luego, estirar con cuidado con un palo de amasar, despacio para que no se rompa la masa y quede lo más pareja posible. Tiene que quedar bien delgada y transparente.

Cuando la verdura esté fría -es importante para que no se haga grumos- agregar la fécula y los condimentos y revolver bien con espátula o cuchara de madera.

Agregar el queso rallado con la parte gruesa del rallador y mezclar de nuevo.

Armar los arrolladitos como se ve en las fotos, humedeciendo bien con agua TODOS LOS BORDES alrededor de relleno. Apretar y cerrar bien las "colitas" de los extremos.

Humedecer las colitas y pegar hacia abajo de los arrolladitos para que quede un paquete parejo.

Acomodar en una asadera aceitada y pincelar también con aceite por arriba y llevar a horno precalentado mediano.

Cocinar hasta que queden doraditos. El relleno va a quedar cremoso y suave por la fécula y el queso rallado, aunque no lleve salsa blanca o huevos. Tiene muchas menos calorías de lo que parece 😀 Para freezar, darle un golpe de horno sin que se doren y después envolver de a uno con separadores; para consumir, llevar al horno directamente sin descongelar hasta que se doren.