¿Cómo deshuesar un muslo de pollo?

Del conjunto de pata y muslo de pollo se puede obtener un buen filet que rinde mucho más que cocido junto al hueso porque se contrae menos. Este filet de pollo es ideal para asarse a la parrilla o grillado porque queda menos seco que el filet de pechuga. También es mejor para el típico pollo teriyaki.

Quitar la piel al pollo y acomodarlo en una tabla del revés, desde dónde se alcanza mejor el hueso.

Con un cuchillo afilado, hacer un corte todo a lo largo del hueso del muslo y, con cuidado, ir desprendiento la carne para que quede el hueso descubierto hasta el "codo".

Hacer un corte a lo largo del hueso de la pata y otro todo alrededor de la punta de la pata para desprender el cartílago completo.

Al igual que con el hueso del muslo, ir desprendiendo con cuidado la carne del hueso de la pata hasta que quede sostenido solamente del codo. En este punto, los dos huesos salen facilmente, quedando sólo un pedazo de cartílago que los sostenía.

Con la ayuda de un cuchillo más chico y bien afilado (puede usarse una gillette) sacar el cartílago que sostenía los huesos.

Etiquetas: